Ir al contenido principal

And then there were none - Diez negritos

"As she passed the mantelpiece, she looked up at she framed doggerel.

'Ten little soldier boys went out to dine;
One choked his little self and then there were Nine'

She thought to herself:
'It's horrible- just like us this evening...'
Why had Anthony Marston wanted to die?
She didn't want to die.
She couldn't imagine wanting to die....
Death was for-the other people...."


Título Original: And then there were none
Autor: Agatha Christie
Género: Novela
Temática: Misterio, policíaca
Idioma Original: Inglés
Año Publicación: 1939

MI LECTURA:

Durante esta lectura, me he preguntado en varias ocasiones, si yo hubiera aceptado una invitación de unos desconocidos para pasar unos días en una enigmática isla. No sé, no lo tengo muy claro. Pero los protagonistas de "Y entonces no había nadie" o lo que es lo mismo de "Diez negritos", sí aceptaron la invitación. Aquí podemos aplicar aquel dicho que la curiosidad mató al gato. O en este caso a los soldados, o mejor a los indios, o ¿eran negritos?. Vaya lío ¿verdad? Bueno, luego desciframos este embrollo.

El caso es que diez extraños se encuentran reunidos en una isla a la que han llegado motivados, unos por la curiosidad y otros por temas laborales. Diez personas que no se conocen de nada y que se disponen a pasar unos días tranquilos y felices en una apacible isla. Lo raro es que si bien todos llegan el mismo día, bueno los Rogers un día antes para tener todo listo a la llegada de los invitados, pues fueron contratados para ello por los anfitriones, de ellos no hay ni rastro.

Todo empieza a ponerse más extraño cuando antes de la cena se dan cuenta que ninguno conoce en persona a los propietarios de la casa, a los Owen, por lo que su ausencia les parece de lo más extraño. 

La cosa se complica cuando después de la cena una voz amplificada por un gramófono les acusa a todos de diferentes asesinatos de los que han salido impunes por la justicia o por el destino. ¿Tal vez una macabra broma? Bueno, lo cierto es que no se conocen. Y si fueran ciertas esas acusaciones. La curiosidad se convierte en alerta ¿qué está pasando? Y de repente se produce la primera muerte. Y desaparece la primera figurita china de 10 que decoraban la mesa del salón. Y esas inscripciones en las habitaciones de la canción infantil:

"Ten little soldier boys went out to dine;
One chocked his little self then there were Nine"

(...)

Una canción que finaliza con la desaparición de todos los soldados, ¿O eran indios? El caso, hay que salir de la isla como sea, eso es lo que pensaban todos los allí congregados, los 9 invitados que quedaban después de la cena. Pero el destino les tenía preparada una sorpresa macabra. El tiempo no les permitiría salir de la isla. Estaban condenados. Habían llegado a la isla sin retorno, a la isla del soldado.

Y así empiezan a desaparecer nuestros protagonistas. ¿Quién hay detrás de todo esto? Pues ya imaginaréis que yo no os voy a decir nada, la tendréis que leer. Os puedo adelantar que nada será lo que parece. Y que no os podéis saltar el epílogo de la novela, y sobre todo el manuscrito final, no lo deberéis pasar por alto.

La verdad es que es una novela bastante inquietante. Uno se pregunta a medida que vas leyendo el porqué, y sobre todo quién está interesado en hacer desaparecer a todos estos pecadores, sí, así es como nos los clasifica la autora en voz de Emily Brent:

"I remember a text that hung in my nursery as a child. 'Be sure thy sin will find thee out'. It's true, that. Be sure thy sin will find thee out"

Tarde o temprano uno paga por sus pecados y/o errores, pero ¿es verdaderamente esta la motivación del asesino o asesinos? En esta historia, lo curioso es que el lector está más preocupado en averiguar quién es el asesino que en conocer el motivo. Y lo más fascinante, a medida que vas avanzando en la historia, la canción infantil va cogiendo más consistencia y uno mismo va preguntándose, si finalizará como la canción. ¿Será posible que no quede nadie en la isla?

Y como en el conocido programa televisivo hasta aquí puedo leer, no quiero destapar nada más. 

Antes os comentaba que no os saltarais el epílogo y os voy a decir el porqué. Se trata de la reflexión policial de lo que ha pasado en la isla y es interesante porque estas reflexiones policiales son teorías sobre lo que se aconteció y es como un diálogo con el lector. Es como si tus teorías y tus reflexiones las compartieras con otras personas y las vieras desde otro punto de vista. Y no sé como explicarlo pero, es como si dialogaras mentalmente con la escritora, teorizando sobre otras posibilidades al final que hemos presenciado y que los policías presentes no han vivido. Nosotros creemos saber más que ellos porque hemos sido testigos de todo, pero cuando lees el epílogo te das cuenta que el final y la historia no está tan cerrada como creías.

Y la guinda se la lleva el manuscrito final. Y de esto sí que no digo nada.

Personalmente, he de destacar una protagonista, la institutriz Vera Claythorne. Es a través de ella que he sentido los nervios y la desconfianza por los otros personajes. Una chica despierta que parece frágil porque es una de las personas que más reflejan sus temores y sus tormentos, pero aún así les hace frente. El pasado la atormenta. Y si bien era la protagonista en la que confiaba, ha habido momentos que me ha hecho temer por su salud mental y desconfiar de sus acciones. Me ha parecido un personaje complejo. Curioso. Y me ha llevado por donde ha querido. Y eso me ha gustado. Perecía una chica simplona, pero no es como parece. O esa es la percepción que me he llevado yo. Igual vosotros tenéis otra.

La realidad es que Agatha Christie tiene bien ganado el sobrenombre de la Reina del Misterio. Esta novela es una intriga continua. Lo que diferencia a la autora y la eleva a reina es la forma de describir el ambiente y sus personajes. Es más que una historia sin más. Es la descripción del comportamiento humano ante una situación sin salida. El miedo que se respira y la desconfianza entre los protagonistas va creciendo a medida que se van sucediendo los acontecimientos. 

Foto extraída de la wikipedia Isla de Burgh
Y como siempre me gusta aportar algunas curiosidades, os voy a mostrar la isla de Burgh que se supone es la isla que inspiró a la escritora para esta historia. 

Podéis imaginar en la foto que cuando sube la marea la isla queda a merced de los botes y, sobre todo, del buen tiempo. Sin él, las embarcaciones no pueden llegar a ella, ni nadie puede salir de ella.

Esta isla está situada en la costa del Sur de Devon como la de nuestra historia, Isla del Soldado.

Y no es casualidad que Christie escogiera ese nombre para su isla, ya que como os adelantaba antes, toda la novela gira alrededor de la canción infantil.

La canción o poema Ten little soldier es una adaptación que hizo la escritora de una antigua canción de juglar del siglo XIX. Era una canción muy popular tanto en Reino Unido como en Estados Unidos, pero tenían algunas variaciones. La versión británica tenía como protagonistas a Diez pequeños negros (Ten little niggers) y la versión americana tenía como protagonistas a Diez pequeños indios (Ten little indians).

Si bien la primera edición de la novela de Christie, que se publicó en un periódico por fascículos con el título Ten little niggers en Reino Unido, cuando se fue a publicar en EE.UU, se cambió el título por Ten little indians, ya que la palabra nigger en Estados Unidos tiene connotaciones ofensivas y negativas. El título y la canción sufrieron varias modificaciones desde su inicio y finalmente, la autora adaptó la canción y cambió el nombre de la isla por Soldier Island. Y creo que incluso le va más la idea de un soldado, porque un soldado se va al frente y no tiene certeza que vaya a regresar a casa, lo mismo que los protagonistas de And then there were none.

Si queréis saber más sobre las diferentes modificaciones que sufrió la novela hasta llegar a esta versión que he leído, podéis visitar la wikipedia, pero ojo no leáis el argumento o os descubrirá cosas antes de tiempo. El artículo de la wiki And then there were none también os dará información sobre la larga lista de versiones cinematográficas y televisivas que se han hecho de esta novela. De hecho como os comentaba en redes, yo no había leído la novela. Conocía esta historia porque vi una de sus versiones cinematográficas, pero hace muchísimo y ni me acuerdo de qué versión fue. De hecho agradezco haber empezado mi lectura con un recuerdo muy vago de la trama, ya que la novela de Christie me ha ido sorprendiendo y estoy segura que la he disfrutado más por no acordarme de todo del film. He podido sentir el efecto sorpresa como un elemento más de mis sensaciones lectoras.

En definitiva, os recomiendo que os acerquéis a esta novela y a todo el universo de Agatha Christie. 
En el blog también encontrareis la reseña de otra de sus novelas, por si ésta no os convence, Un cadáver en la biblioteca.

Y para acabar y poneros en situación, os dejo una versión de la canción Ten little indians que inspiró a Agatha Christie y que a mí me pone un pelín los pelos de punta al mismo tiempo que la encuentro muy bien ambientada tanto musicalmente como visualmente. Espero os guste. Y gracias por la visita.




Más sobre la autora:

Web oficial de Agatha Christie

Wikipedia Agatha Christie

Fuente de la imagen y de la lectura:
Christie, Agatha (2019). And then there were none. Nueva York: Harper Collins Publisher.

Comentarios

  1. La leí hace más de cuarenta años. Una novela leída hace unos meses, se me puede olvidar totalmente de qué trata, pero de esta jamás se me ha olvidado su inquietante trama. Hay quien la considera la mejor novela de la autora y otros a los que no les parece para tanto. Yo, por supuesto, me cuento entre los primeros.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Lo leí también hace la tira de años y me apetece mucho releerlo, que no la recuerdo ya muy bien. Lo que sí recuerdo es que la disfruté un montón.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    A estas alturas y aún no he leído nada de la autora, pero precisamente este lo tengo en casa, y ya te digo que lo acabaré leyendo en algún momento. Si es que pasan los años, y a todos os gusta XD
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Pues me has dejado muy intrigada con lo que cuentas acerca del epílogo y del manuscrito final. Aunque sabía de la novela porque es muy famosa, e incluso sabía que el título se debía a una canción infantil, la verdad es que nunca me había planteado leerla. Si soy sincera, he de decir que no he leído ningún libro de la autora, y es que no me llaman mucho las novelas de misterio. Has conseguido, sin embargo, que la añada a mi interminable lista de pendientes. Espero animarme.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola.
    No he leído nada de la autora y por el momento no creo que lo haga. El libro tampoco me llama demasiado así que lo dejo pasar por el momento.
    Por cierto, acabo de encontrar tu blog y me quedo por aquí. Te invito a pasarte por el mío.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  6. Hola, yo también la leí hace muchos años, pero no se porque motivo es de las novelas que mejor recuerdo de la autora y eso que es de las que menos he releído. Al final, si me animo a releer las novelas de esta autora por orden, como estoy pensando, volveré a ella y tendré en cuenta lo que comentas del epílogo, aunque yo soy de las que lo leen todo, hasta los agradecimientos. Besinos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares

Arsène Lupin, Gentleman-Cambrioleur

TARRO-LIBROS 2021: Lecturas en femenino

Combatir los ácaros de los libros

V Edición "Nos gustan los clásicos"